Inicio » Cómo Envasar Al Vacío : Trucos y Consejos

Cómo Envasar Al Vacío : Trucos y Consejos

Probablemente te hayas preguntado alguna vez para qué sirve envasar al vacío. La respuesta es mu fácil. El oxígeno provoca una reacción química que hace que los alimentos se deterioren.

Envasar los alimentos en bolsas o recipientes especiales al vacío reduce la presión del aire dentro del recipiente, eliminando el riesgo de contacto con el oxígeno.

Así, los alimentos se pueden almacenar de cinco a diez veces más tiempo.

Y si queremos prolongar aún más la vida útil, se recomienda mantener los alimentos al vacío en el refrigerador o el congelador después de su envasado.

Si necesitas tener comida preparada envasada, o conservar tus guisos o mermelada, además de toda la información sobre maquinas de envasar al vacío que damos en esta web, en esta sección vamos a recopilar todos los trucos y consejos para aprender más sobre cómo envasar al vacío en casa. ¿Te apuntas?

Envasado al vacío al vacío sin Máquina

La técnica del vaciado es un método de conservación muy conocido tanto en el ámbito doméstico como en el profesional.

Incluso en los últimos años, la técnica de cocinar al vacío también se ha generalizado, primero a nivel profesional y luego en el hogar, permitiendo, mediante la combinación de la ausencia de oxígeno y las bajas temperaturas de cocción, preservar el sabor y las características nutricionales de los alimentos que se deterioran con el paso del tiempo.

Indudablemente se puede conservar alimentos al vacío en casa, preferentemente mediante el uso de máquinas especiales de envasado.

Sin embargo, ¿ qué pensarías si te dijéramos que este método de preservación puede ser practicado incluso sin máquinas?

Para aquellos que no quieren gastarse dinero en la compra de maquinas envasadoras o simplemente quieren hacerlo por sí mismos, hay algunas formas que permiten hacer el vacío de alimentos (aunque sin la comodidad ni el nivel de aspiración del oxígeno que se puede hacer con una máquina selladora).

Hay 2 métodos caseros que pueden dar buenos resultados :

  • El primero consiste en colocar la comida en las bolsas de congelador que tengan cierre hermético de clip.Luego se inserta una pajita que tendrá que salir en la mitad de la bolsa. Luego hay que cerrar la bosa y aspirar el aire del paquete al mismo tiempo que se extrae lentamente de la bolsa para terminar cerrando la bolsa completamente.

Aparte lo económico de este método, en muchas ocasiones no es tan efectivo como con una máquina, porque el poder de succión de una persona, no es tan poontente ni efectivo que el de una máquina.

  • Otro método casero, es usar una bolsa de comida y una botella de leche de plástico. Este sistema puede ser eficaz con verduras frescas, embutidos, salsas y frutos secos. Después de lavar y secar las verduras adecuadamente, se meten en la bolsa. Se corta la parte superior de la botella de leche, justo debajo del tapón. Desenroscando el tampón, obtendrás dos partes para hacer este método: una especie de anillo de plástico y el tapón. Pasa la parte superior de la bolsa por el anillo, presiona la botella hasta el fondo para extraer la mayor cantidad de aire posible; enrosca la tapa del tapón y habrás obtenido un vaciado casero.

Evidentemente los resultados no serán como los de una envasadora al vacío y la conservación no será la misma.

Sin embargo, para quienes no quieren gastarse dinero o para que los alimentos frescos recién comprados ( como por ejemplo, la lechuga, que una vez comprada debe lavarse, secarse y almacenarse) duren más tiempo, estas técnicas, si se hacen con pericia, pueden ofrecer buenos resultados.

Insistimos. No son tan eficaces y rápidos como cuando se hace con una envasadora.

En el siguiente vídeo se puede ver de forma más grafica, algunos de los métodos comentados :

Envasado al Vacío con una máquina envasadora Paso a Paso

Las máquinas envasadoras al vacío son un elemento de mucha utilidad para conservar los alimentos en perfecto estado durante mucho más tiempo.

Está demostrado que los alimentos envasados al vacío duran hasta cinco veces más que los que no lo están, aún cuando el tiempo de caducidad sea el mismo. Esto es posible gracias a que la máquina extrae todo el aire de la bolsa o envase, eliminando así el oxígeno, responsable de la oxidación temprana de los alimentos.

¿Cómo funcionan las máquinas envasadoras?

En el mercado es posible encontrar una gran variedad de máquinas envasadoras. Algunas más sofisticadas y con más capacidad de procesamiento que otras, pero en general, todas trabajan bajo la misma premisa: extraer por completo el aire de la bolsa o envase.

El funcionamiento de este tipo de máquinas suele ser muy sencillo, ya que en la mayoría de los casos traen las diferentes opciones pre-configuradas y tan solo es necesario seleccionar la más adecuada. Algunas traen diversas opciones de envasado: bolsa, rollo y envases, mientras que otras más sencillas, traen una o dos opciones.

En cualquiera de los casos, el funcionamiento de una máquina envasadora, independientemente de su tamaño, se caracteriza primero por preparar el producto a envasar y el envase como tal (bolsa, rollo, envase).

A continuación, se coloca la bolsa en la cámara de vacío en la posición correcta. Se procede a extraer todo el aire y finalmente comienza el proceso de sellado y enfriamiento.

Proceso de envasado paso a paso

Como te comentamos anteriormente, el proceso de envasado es, en general, muy sencillo. Aún así, es conveniente siempre prestar atención a ciertos detalles para asegurarse de que el mismo se desarrolle correctamente.

1.- Selección de la bolsa, rollo o envase

El primer paso es la selección adecuada de la bolsa, rollo o envase, y es que no cualquiera sirve. De hecho, en el caso de las bolsas las hay de solo envasado y de cocción. No solo se debe escoger la mejor en función de los objetivos sino también en base a los requerimientos de la máquina.

Otro aspecto que también se debe tomar en consideración es el tamaño.

En este sentido, se puede optar por diferentes tamaños de bolsas, siempre asegurándose de que sean las medidas aptas o adecuadas para la máquina. Otra opción son los rollos o bobinas. Estos elementos tienen la ventaja de no desperdiciar plástico, ya que se utiliza justo el necesario.

2.- Preparación del alimento

Siempre es recomendable sazonar un poco los alimentos, especialmente si se van a utilizar bolsas de cocción. En este aspecto, se debe tomar en consideración que el sazonado debe ser un poco más suave que cuando se cocinan los alimentos frescos de manera inmediata.

Una vez sazonado, el paso siguiente es introducir el alimento en la bolsa. Para ello es recomendable doblar la boca de la misma para evitar que se manche.

La razón de ello es siempre buscar que la boca de la bolsa quede bien limpia y evitar cualquier problema al momento del sellado.

Una vez que se haya introducido el alimento y demás elementos, se desdobla la boca y se deja en su posición original.

>> Ver Qué Alimentos se puede Envasar al Vacío

3.- Proceso de envasado

El siguiente paso es enchufar la máquina. Una vez esté lista para trabajar, abrir la tapa y colocar la bolsa con mucho cuidado en las dos pestañas del canal de vacío. Los bordes de la bolsa deben quedar bien sujetos para que el envasado sea perfecto.

Es importante seleccionar, entre las opciones de la máquina, aspectos como la velocidad y tipo de alimentos. Tomando en consideración que algunos envasados necesitan un poco de humedad y otros ser envasados completamente al seco.

De igual manera, con respectos a la velocidad, lo más usual es que traiga dos opciones: normal y gentil. Esta última es para los alimentos delicados.

Finalmente, se cierra la máquina hasta que se escuche un clic y se activa el proceso de envasado que no debe durar más que unos pocos segundos. La máquina extraerá todo el aire de la bolsa, luego la sellará y enfriará para que pueda ser retirada.

Es importante revisar muy bien la bolsa y asegurarse de que no tiene burbujas.

Este proceso de envasado funciona de manera similar para los rollos y envases, pero se debe tomar en cuenta que no todas las máquinas tienen estas opciones. Las más comunes, sin duda alguna, son las que utilizan bolsas, especialmente a nivel casero.

Una opción ideal para conservar

Las máquinas envasadoras son un gran aliado para conservar frescos y en perfecto estado los alimentos.

En la actualidad hay muchas opciones en el mercado para poder disfrutar de esta tecnología en casa. Lo mejor de todo es que son realmente fáciles de utilizar, tan solo se debe prestar atención a ciertos detalles y listo.

Es un proceso rápido, fácil y que ofrece muchísimos beneficios. Sin duda alguna, una inversión que vale la pena para tener en casa y poder conservar nuestros alimentos e ingredientes durante mucho más tiempo.

¿Sabes que se pueden envasar al vacío alimentos cocinados? Son muchos tipos de alimentos los que se pueden envasar al vacío. Carnes, verduras, pollos deshuesados, embutidos, guisos, platos cocinados e incluso algunas frutas previamente congeladas.

Es importante destacar que cada máquina envasadora al vacío tiene sus características particulares, por lo que es importante conocer el alcance para evitar dañarla y al mismo tiempo obtener un buen resultado. 

¿Cómo envasar guisos al vacío?

Para poder envasar guisos, lentejas u otro tipo de alimentos que contengan líquido es necesario

  1. Asegurarse que sea una máquina envasadora que pueda envasar líquidos o alimentos húmedos. Por ejemplo, dentro de las maquinas selladoras al vacío domésticas que analizamos en esta web, las de la marca FoodSaver cuentan con esta posibilidad, como por ejemplo el modelo FFS017X (Ver Ofertas en Amazon) permite usar contenedores Fresh containers en donde podemos conservar nuestros platos cocinados para congelarlos.
  2. Si no es es este modelo de envasadora, lo que sigue es colocar el guiso sobrante en un envase de vidrio normal y cerrarlo con su correspondiente tapa.
  3. El siguiente paso es muy sencillo, colocar el recipiente que contiene el guiso dentro del envase especial para envasar al vacío.
  4. Cerrar el envase, el cual tiene una tapa con una válvula con un cable que se conecta a la máquina. Debes asegurarte de que el cable esté bien conectado tanto al envase como a la máquina.
  5. Una vez cerrado el envase, configura la máquina para dicha opción, especialmente si tiene otras opciones además de bolsas y rollos para vasos y jarras.
  6. Después, simplemente actívala para que comience el proceso y una vez finalizado, podrás sacar el envase del recipiente y observar como la tapa está completamente hundida por haber eliminado todo el oxígeno. Si es así, sabrás que el proceso fue exitoso.
  7. Después de finalizado el proceso de envasado, introduce el recipiente de vidrio al congelador y listo.

Es un procedimiento realmente sencillo y que no lleva más de unos pocos minutos. Lo mejor es que podrás disponer del guiso en perfecto estado, aunque pase mucho tiempo.

En caso de usar el modelo FFS017X, el proceso de envasar guisos al vacío es mucho más fácil, pues sólo se usa un recipiente (aunque tiene el inconveniente que sólo puede ser el de esta marca):

  1. Se extrae el cable o sellador manual retráctil de la máquina.
  2. Se coloca la válvula de cierre en el tarro FoodSaver
  3. Se pulsa el botón Accesorio H para comenzar el proceso de vaciado. El aparato se detendrá automáticamente cuando el contenedor haya quedado completamente sellado al vacío y ya lo tendremos listo para guardar.

Y listo!

Hay muchos tamaños de este tipo de contenedores y puedes lavarlos fácilmente en el lavavajillas, meterlo en el microondas o en el congelador.

envasadora al vacío FFS017X

¿Cómo afecta el envasado al vacío a los alimentos?

Como comentamos anteriormente, el envasado es simplemente un procedimiento en donde la máquina extrae por completo el oxígeno que se encuentra dentro del envase o bolsa. Este procedimiento no afecta en ningún momento a las propiedades del alimento, ya sea que esté crudo o cocinado. De hecho, conserva perfectamente el sabor, los colores y nutrientes como recién preparado.

Envasar al vacío alimentos hechos como los guisos es muy sencillo, tan solo te debes asegurar que tu máquina sea apta para envasar recipientes. También es recomendable que leas las especificaciones y características de la misma, pero en general, es un procedimiento rápido y sencillo que no conlleva ninguna clase de complicación.

Sin duda alguna, estas máquinas son una herramienta maravillosa que podemos aprovechar al máximo.

Cómo envasar al vacío Mermelada Casera

Como todos sabéis, el tema de hacer conservas es algo que lleva años en los recetarios de todas las abuelas, madres y mujeres del mundo. Hacer mermeladas en casa es gratificante y bastante sencillo, aunque requiere atención y un poco de práctica.

Fáciles de hacer pero que necesitan mucha paciencia, son ideales para guardar alimentos en tarros y poder conservarlos durante meses, a veces años. En este caso hablaremos de hacerlo con mermelada hecha en casa.

El envasado al vacío, ya sea mermelada u otra preparación casera, no es un procedimiento complicado, pero requiere de unos cuidados especiales. Se trata de un método que elimina el oxígeno del frasco que contiene el alimento, para conseguir que se conserve en buen estado durante mucho más tiempo.

Cuando se elimina el aire, también se limita el desarrollo de las bacterias. De esta forma, la vida útil del producto se incrementa y con ello la conservación de la elaboración o ingredientes envasados.

¿Qué se necesita para el envasado de mermelada al vacío?

El método más sencillo de envasar mermelada al vacío es utilizar una máquina de sellado al vacío.

Pero si no cuentas con esta herramienta, puedes poner en práctica un procedimiento casero, que es muy efectivo, aunque lleva un poco más de tiempo.

Materiales:

  • Frascos de vidrio de entre 200 y 500 ml.
  • Embudo de cuello ancho, especial para conservas. Puedes comprar uno por menos de 10 euros en Amazon.
  • Pinzas de cocina.
  • Mermelada.
  • Toallas de papel absorbente.

tarro de cristal de mermelada

Procedimiento paso a Paso

  1. Prepara la mermelada.-Lávate bien las manos antes de empezar, y haz lo mismo con la fruta, eliminando las partes deterioradas. Prepara la mermelada casera según la receta que hayas elegido. Antes de terminar, hierve los frascos de vidrio en donde la envasarás, junto con sus tapas, en una cacerola llena de agua. El agua debe cubrir completamente los frascos y estos no deben flotar. Puedes colocar encima de ellos un objeto pesado que soporte el calor, como un plato.
  2. Esteriliza los utensilios.-Hierve los frascos durante 15 minutos, apaga el fuego y deja que se enfríen dentro de la cacerola mientras terminas de preparar la mermelada. Para el envasado al vacío, todo debe estar esterilizado y caliente: los frascos, las tapas, el embudo, las pinzas y la mermelada casera.
  3. Envasa la mermelada.-Utiliza unas pinzas para quitar uno de los envases de vidrio del agua caliente, coloca el embudo en la boca del frasco y vierte dentro la mermelada hasta 1/8 de pulgada (0,3 milímetros) del borde. A continuación, toma una tapa, asegurándote de no tocarla en la parte interna, y cierra bien el frasco.
  4.  Antes de envasar, asegúrate de que el borde del frasco y de la tapa estén completamente limpios para que el sellado sea perfecto. Para ello, higienízalos con papel absorbente. Al apretar para sellar la tapa, da la vuelta al frasco y colócalo sobre la encimera hasta que se enfríe. Repite la operación llenando todos los envases de vidrio con la mermelada casera.
  5. Sellado al vacío.- Mientras se enfrían todos los componentes, se creará un sello de vacío en los frascos. Por eso debes dejar que se enfríen completamente antes de moverlos. Si es posible, déjalos toda la noche y a la mañana siguiente guárdalos en su lugar definitivo. Puede ser en un estante oscuro pero aireado, lejos de la luz solar. Allí se conservarán hasta 6 meses después de la preparación.
  6. Etiquetado.- Recuerda siempre escribir en una etiqueta la fecha de preparación de tu mermelada. Al hacerlo, sabrás exactamente cuánto tiempo estará apta para tomar.

Existen algunos tipos de mermeladas elaboradas con naranjas o limones que dejarán líquidos después de la cocción. No te desesperes, en ese caso hierve la mermelada en la olla durante otros 15 minutos. Realiza los mismo pasos que hemos indicado y verás que al día siguiente habrán alcanzado la densidad adecuada.

Una última Recomendación sobre el Pasteurizado

Para que tus mermeladas se conserven bien y durante mucho tiempo, debes someterlas a una pasteurización, pues así evitarás la formación de moho y bacterias que podrían deteriorarlas rápidamente.

Para ello, pon los tarros de mermelada en una olla llena de agua, de forma que sobrepase la parte superior de los tarros al menos 5 cm, envuélvelos con un paño para evitar que se muevan, hazlos hervir y mantén la ebullición sin interrupción, añadiendo más agua hirviendo si el nivel desciende demasiado por culpa de la evaporación.

Una vez transcurrido el tiempo de pasteurización, deje que los tarros se enfríen directamente en su agua.

La duración de la cocción varía según el peso: 15-20 minutos para los tarros de 250 gramos; 40-45 minutos para los de medio kilo, siempre contando desde que el agua empieza a hervir. No se recomiendan los tamaños más grandes debido al riesgo de deterioro una vez abierto el tarro.

Una vez que ha terminado, se deja enfriar en el agua y se guardan los tarros.

Preguntas Frecuentes

¿Cuánto dura la mermelada casera?

Como regla general, una vez abierto el tarro hasta un mes. Si no se abre,  durante al menos un año.

¿Cómo se guarda?

En tarros de vidrio esterilizados, y luego se almacenan en un lugar que no de la luz directa. Una vez abierto el bote lo mejor es guardarla en la nevera.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.